Equilibrio ~

Solo depende de nosotros.

Nos han hecho creer que el estar equilibrados viene desde lo externo, y esperamos diariamente que algo suceda para que nos pueda equilibrar.
Pero ese equilibrio externo no sucederá, a menos que nosotros todos los días nos enfoquemos conscientemente vendrá desde lo más adentro, lo más interno, de donde mismo viene la fuerza y la calma, dónde está la única gran balanza. Nos daremos cuenta que nunca existió eso “externo” y todo fue fue producto de nuestras intenciones y pensamientos.
Nosotros muchas veces somos los que hacemos y logramos que nuestro estado equilibrado desaparezca, o nunca este. No lo hacemos conscientes, son pequeñas acciones e intenciones diarias que se van sumando y van atrayendo lo que tenemos impregnado en nuestro subconsciente. Si después de nuestros días nos damos un tiempo para analizar cada punto y suceso, nos daremos cuenta que la mayoría de las veces fuimos nosotros mismos los que hicimos que todo eso se alineara y acercara o alejara.
Entonces, ¿Cómo podemos lograr pequeños equilibrios? o sentir ese estado, es paso a paso, y en cada parte de nuestra vida en nuestros días.
Tenemos que sumar bienestar a las acciones conscientes que realizamos cada día para que así pasen al subconsciente. Partir el día por ejemplo con la intención de que sera un buen día, diciéndolo en voz alta o mental, pero con convicción, esa señal consciente se la enviaremos a nuestro cerebro, y este la recibirá y la guardará en el subconsciente. Pase lo que pase en tu día, lo tomarás desde otra perspectiva.
Otra acción equilibrada consciente que iremos guardando, es nuestra alimentación, está muy bien si te quieres comer o tomar eso que te produce placer y que quizás está fuera de tu “dieta” o forma de alimentarte”, pero estará siempre bien si es que no rompes todo el trabajo ya alcanzado y la recibes y la aceptas con real convicción y agradecimiento, no desde el posible rechazo por no estar siguiendo al pie de la letra lo “establecido” en tu consciente. Entonces, será mejor que lo disfrutes desde el amor y el agradecimiento, que te lo comas sin culpa, y esto hará que disfrutes aun más todo lo que viene y te gusta de tu estilo alimenticio.
La culpa y negación tiene una baja frecuencia, y hará que al alimentarte durante el resto del día estés vibrando bajo, y esa alimentación no sea completamente nutritiva para tu organismo como lo es.
Otra acción, y con esto cerramos, es el antes de dormir, agradecer y bendecir, no necesitas seguir exactamente una religión, es un simple acto de humildad hacia la vida que llevas, un reconocimiento a todo lo que sucede, generalmente nos enfocamos en todo lo malo que pudo tener un día, pero no en los pequeños grandes detalles que se van sumando a nuestra vida que lo único que podemos hacer para que se sigan sumando, es agradecerlos, lo que te nazca, pequeñas acciones, olores, colores, temperaturas, movimientos, etc. agradecer, aumentarás tu vibración, y te despertarás cada día un poco más agradecid@ de lo que te rodea y produces, y no solo tu estarás vibrando, tu entorno, tu hogar, tus cercanos, tus animales, tus plantas, todos en sintonía.

Pequeños grandes detalles que puedes ir sumando a tus días, harán que ese equilibrio que tanto buscas, te encuentre, desde ti, desde adentro.

Namaste.
Gracias por leer.

Anastasia Arechaga.

Dejar un Comentario